Atrás

Publicado en El Mercurio el 25 de noviembre de 2021.

Hacer podcasts con los alumnos sobre temas de actualidad, mezclar música y matemática, y potenciar el cuidado del medioambiente son algunos de los destacados.

Diez proyectos resultaron los ganadores de la segunda edición de 'Elige Innovar', galardón impulsado por Elige Educar, daleProfe de Fundación Larraín Vial, Fundación VTR y apoyado por 'El Mercurio'.

Los equipos —de diversas regiones del país—, recibirán un millón de pesos por parte de daleProfe para financiar y potenciar su proyecto de innovación educativa, además de un programa de mentorías a cargo de Elige Educar. El mes de mentorías incluye talleres y sesiones personalizadas con seguimiento de un tutor por equipo.

'Elige Innovar es un concurso de fortalecimiento de proyectos de innovación docente, en el sentido de que buscamos iniciativas que tienen algo de experiencia previa en la aplicación de sus innovaciones', explica la coordinadora del premio, Javiera Sánchez, de Elige Educar.

'Lo que a nosotros nos interesa promover a largo plazo con el concurso es una transformación pedagógica mucho más generalizada del sistema educativo, donde los estudiantes sean protagonistas de su aprendizaje, y donde los docentes colaboren entre ellos y se les enseñe de forma más interdisciplinaria y vinculada con sus territorios, necesidades e intereses', dice.

Este año, de los más de 50 proyectos que postularon, resultaron ganadores siete en la categoría general y tres en la nueva categoría relacionada con el área digital.

'En Chile existen comunidades educativas que ya están adaptando la educación para los nuevos tiempos, con innovación de alto nivel. Por lo mismo, a través de Elige Educar queremos premiar y apoyar estas prácticas docentes colaborativas y novedosas, para visibilizarlas y contribuir a crear una cultura de innovación educativa', destaca Joaquín Walker, director ejecutivo de Elige Educar.

'Estamos muy contentos con el grado de participación en el concurso, porque el nivel de los proyectos han sido muy innovadores y creativos', dice Cyntia Soto, directora ejecutiva de Fundación VTR, que impulsa la categoría digital.

'Nos alegra ver cómo la innovación está presente en tantos docentes a lo largo del país y cómo buscan transformar la manera en que aprenden sus estudiantes impulsando diferentes ideas y trabajando colaborativamente', destaca Francisca Medeiros, directora de daleProfe.

Durante diciembre cada uno de los equipos va a trabajar en las mentorías fortaleciendo sus proyectos. El 12 de enero un jurado elegirá al más destacado de cada categoría. El ganador del área digital recibirá algunos elementos tecnológicos para la escuela junto con un set de responsabilidad digital; el ganador de la categoría general, un curso de profundización de liderazgo para el cambio.

LOS PROYECTOS

Coyuntura e historia

Democratizar la conversación y el debate de ideas ha sido uno de los principales logros del proyecto 'Delatando la historia: El podcast estudiantil', liderado por el profesor Gustavo Fernández, del Liceo Bicentenario Alberto Blest Gana de Valdivia y que también incluye a docentes y alumnos del Instituto Italia y el Colegio Raúl Silva Henríquez. 'La idea surgió durante la pandemia entre un grupo de profesores que son amigos y que encontraron una alternativa para hacer docencia mediante las herramientas digitales', dice Fernández. 'Vimos en el podcast una herramienta útil para realizar un trabajo de investigación de diálogo y análisis sobre ciertos temas de contingencia', destaca. 'Tratamos temas contingentes pero vemos el tema histórico para poder explicar este presente', cuenta el docente. La conversación se da entre profesores y alumnos y tiene como oyentes a unos 1.270 estudiantes.

Cultura flotante

Unos 400 niños de once escuelas rurales de la comuna de Quinchao son los beneficiarios del proyecto 'Kimün y sus libros viajan por el archipiélago'. 'El objetivo primordial de este proyecto es incentivar el gusto por la lectura y el desarrollo de la creatividad en los estudiantes y sus familias', cuenta la profesora Leslie Saavedra. El proyecto se compone de una caja que recorre las escuelas, con alrededor de 80 libros de ciencias, artes, curiosidades, dinosaurios, animales, además de rompecabezas, un ajedrez y otras entretenciones. Todos ellos viajan en compañía de 'Kimün' (en mapudungún significa sabiduría, saber, conocimiento) representado por un muñeco que lleva consigo el mensaje para todos los niños y niñas sobre los beneficios de leer, aprender e imaginar mediante la lectura. Asimismo, los estudiantes tienen acceso de llevar los libros y a Kimün a sus casas, donde pueden realizar lectura en compañía de sus padres y familia. Además hay una bitácora en que cada niño registra su experiencia y puede ver la de los otros, dice Saavedra.

Aprovechar el laboratorio natural

La Escuela Rural Hueque en la comuna de Chaitén, región de Los Lagos, está rodeada de un río, bosque nativo y mar. No es raro que su proyecto 'Mi zona… Un laboratorio natural' tenga como eje el conocimiento de la vida silvestre local. De hecho, el año 2019 hicieron un seguimiento al pudú, el que denominaron 'Pudú aquí… yo te cuido'. 'Los alumnos salieron con sus propias cámaras de los celulares', cuenta la profesora Cecilia Montecinos, quien formó este grupo, que incluye 17 alumnos de 1° a 6° básico. 'Ahora la idea es instalar cámaras trampa de verdad para hacer un seguimiento con más detalle y también tener imágenes nocturnas', explica la docente, quien destaca que este trabajo escolar, que también incluye encuestas a los vecinos sobre la fauna monitoreada, es un potencial semillero para futuros biólogos de la zona y una forma de promover acciones de protección y conservación de la biodiversidad local. El apoyo técnico y capacitación en el uso del equipo está a cargo del Par Explora Los Lagos.

Creatividad matemática Conectados con Emilia TV

Un acercamiento a las matemáticas desde el arte y la creatividad es la motivación del proyecto 'Matemática recreativa', que se desarrolla en el Liceo Bicentenario Minero SS Juan Pablo II de Alto Hospicio. Su objetivo es que los jóvenes decidan de manera autónoma sobre qué parte del contenido se les quiere evaluar, y que a partir de ello creen por su cuenta (y con asistencia de profesores de otras asignaturas) una composición creativa, ya sea desde lo literario, lo musical y/o lo visual, que represente el conocimiento de las unidades de matemática.

'Ellos, usando el contenido visto en el semestre —en este caso estadística, medidas de dispersión, etcétera—, debían desarrollar una composición artística', cuenta la profesora Magdalena Davanzo, quien encabeza la iniciativa. 'Podían hacer un cuento, un dibujo o lo que quisieran elegir. Que pudieran escoger el método o la forma que más les gustara, también era para potenciar sus propios intereses', destaca.

'La idea es acercar las matemáticas, que en general es una asignatura que causa rechazo, de una forma amigable', dice. La iniciativa ya se está aplicando en tres terceros medios del establecimiento. 'Un niño hizo hasta un rap, salieron cosas muy bonitas'.

Como una vía para reconectarse con los estudiantes y sus familias durante la pandemia, nació el proyecto digital Emilia TV, de la escuela municipal Emilia Lascar de Peñaflor. 'Fue una manera de entregar apoyo, contenido, ligarnos al aspecto pedagógico y mantener una identidad como escuela', explica Antonio Briones, profesor encargado de Convivencia en el establecimiento. Las transmisiones partieron por Facebook, con la ayuda del encargado de informática, Patricio Ramírez. Hoy ya están consolidadas en YouTube. 'Empezamos a hacer transmisiones en vivo con el fin de trabajar escuelas para padres, y poco a poco se fue incorporando más contenido con el trabajo de profesores y alumnos. Fuimos sumando entrevistas, primero con gente local y luego del extranjero para saber cómo estaba la pandemia por allá. Siempre con una orientación hacia lo socioemocional y dirigido a nuestras familias, que lo estaban pasando tan mal en ese momento', recuerda. Hoy calculan el número de seguidores en 1.090 estudiantes y su núcleo familiar. Otras escuelas y colegios siguieron su ejemplo y primero comenzaron a transmitir por Emilia TV y ahora tienen sus propios espacios, destaca.

Plantar y cantar

La música es un eje principal para la formación integral de los alumnos del Colegio de Ciegos Santa Lucía de la comuna de La Cisterna, explica el profesor Alejandro Caro, quien desarrolló el proyecto 'El impacto de la música en el desarrollo integral de niñas y niños ciegos'.

'La música es transversal. Yo los estimulo con ella desde que son bebés hasta octavo básico. Hemos llegado a las finales en concursos de canto', revela. Su idea es aprovechar esto que los apasiona para fortalecer valores y autonomía. Para ello ideó un huerto cultivado por los propios niños. Lo que se intenta es que entren en contacto con la naturaleza y mientras trabajan en esas labores lo hagan cantando canciones sobre ella. Además los incentiva a que compongan melodías sobre las plantas que cultivan para después cantarlas o interpretarlas con sus instrumentos. 'La idea es incentivarlos para que respeten las plantas y sepan también lo que es la comida saludable', dice.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un llamado de Naciones Unidas a los gobiernos, las empresas y la sociedad civil para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos al año 2030.

Sabores ancestrales

Plantar semillas bajo la luz de la luna del cuarto menguante favorecería su crecimiento, según el conocimiento tradicional mapuche. Ese es uno de los conocimientos ancestrales que ha salido a la luz en el marco del proyecto 'Huertos compartidos' que lidera el profesor Antonio Cofré del Liceo Bicentenario Técnico Profesional People Help People de Pullinque, pero en el que también participa otro liceo de la misma institución en Panguipulli, ambos en la región de Los Ríos. 'Lo que buscamos fue generar una articulación entre ambos liceos y la comunidad local', dice el docente. La idea fue generar instancias de aprendizaje compartido en torno a las huerteras de la comunidad mapuche desde una mirada gastronómica y agronómica. Los alumnos especializados en agropecuario deben resolver interrogantes, por ejemplo, si es posible plantar los almácigos que tiene preparada la huertera en un sector determinado que no está en condiciones, mientras que los de la especialidad gastronómica, deben lograr una preparación aplicando técnicas aprendidas en clases, con los productos del propio huerto.

SABER COMER, VIVIR MEJOR

Un enfoque multidisciplinario para la vida sana en párvulos es lo que propone el proyecto 'Los héroes sanitos salvan el planeta', que se desarrolla en la Escuela Especial de Lenguaje Kimkumtun de San Bernardo. 'Tenemos una visión ecológica frente al aprendizaje y la necesidad de mejorar la calidad del aprendizaje en nuestros alumnos que tienen trastornos específicos en el lenguaje', explica Jacqueline Zúñiga, directora del establecimiento. 'Se nos ocurrió implementar una huerta en una jardinera chiquitita que teníamos y trabajamos otras habilidades relacionadas con la vida sustentable'. En ella plantaron tomates, zapallos italianos y acelgas, para luego invitar a los niños a comer saludable. Además implementaron un taller de motricidad dos veces por semana porque la mayoría de los niños estaban obesos debido al encierro por la pandemia. Como los alumnos comenzaron a llevarse las verduras a sus casas, la huerta no dio abasto y por eso ahora el proyecto apunta a desarrollar una huerta de mayor tamaño en el antejardín del establecimiento y también a que los niños siembren en sus casas y aprendan a plantar y tener los cuidados necesarios, dice la docente.

JUEGO Y COMPRENSIÓN

Relacionar el mundo tecnológico con la lectura en un mismo modelo de aprendizaje es el objetivo del proyecto digital 'Creando videojuegos para la comprensión lectora', que lideran los profesores Eduardo Arriagada y Yanira Hernández, del Complejo Educacional Tierra de Esperanza, en Neltume, región de Los Ríos. 'Para avanzar en el juego los alumnos deben ir cumpliendo retos relacionados con la comprensión de lectura', explica Arriagada, quien precisa que la iniciativa está pensada para estudiantes de Enseñanza Media, muchos de los cuales también provienen de localidades cercanas, como lago Neltume y Puerto Fuy. El programa incluye un indicador de rendimiento que mide el avance en porcentaje. Son los propios estudiantes los que desarrollan el videojuego con la herramienta Construct 2 para que puedan aprender creando y jugando. 'Ellos participan desde la creación de la historia narrativa y guiones', cuenta Arriagada. Los profesores destacan que esta iniciativa permite relacionar asignaturas como Lenguaje y Artes y dar cuenta de la capacidad que tienen los estudiantes de sectores remotos de poder crear y relacionarse con la tecnología.

CON MINECRAFT EN EL AULA

¿Cómo se puede motivar el estudio de las matemáticas desde los videojuegos? Bajo esta premisa se desarrolló en el Liceo Bicentenario Oriente de Rengo el proyecto digital 'Matecraft', que ocupa el conocido videojuego Minecraft para el aprendizaje de esta disciplina. 'Lo primero que hicimos fue indagar qué videojuegos podíamos ocupar para hacer actividades relacionadas con las matemáticas. Hicimos una consulta a los estudiantes y apareció este videojuego', explica la docente Francisca Morales, quien lidera la iniciativa. 'Pedimos ayuda a estudiantes que jugaban harto, que sabían de qué se trataba y después de eso empezamos a planificar actividades incluyendo un torneo en el que debían resolver problemas', cuenta. La mayor parte de los alumnos inscritos fueron de séptimo básico. Esto se realizó fuera de clases, pero ahora la idea es hacerlo en horario escolar. Esto se probará el próximo año, adelanta.

Compartir en LinkedIn Compartir en Twitter Imprimir esta página
LarrainVial

Avenida El Bosque Norte 0177, piso 1, Las Condes, Santiago, Chile.
Teléfono: +562 2339 8500Teléfono: +562 2339 8500

Todos los Derechos Reservados ©Copyright 2022

subir